Alcanza tus sueños

Si te pasa que haz avanzado mucho, pero de repente la montaña que veías poco pronunciada se convierte en el monte Everest, no pienses ni por un momento en dejarte caer. Busca refugio, amárrate a la rama de un árbol y descansa mientras recobras las fuerzas para continuar subiendo.