¿Qué son los antioxidantes?

Hay un grupo de compuestos que se llaman antioxidantes que ayudan a proteger el cuerpo de la formación de radicales libres.

Los radicales libres son átomos que dañan la células deteriorando el sistema inmonológico y produciendo infecciones y enfermedades del corazón. También se considera que son la causa de muchos tipos de cáncer y del proceso de envejecimiento.

En resumen, los antioxidantes nos ayudan a evitar el degeneramiento de las células y son la verdadera “fuente de la eterna juventud”

A continuación te menciono algunos poderosos antioxidantes, los puedes consumir en los alimentos, aunque también están disponibles como suplementos.

Cúrcuma

La cúrcuma frena los cambios precancerígenos, detiene la oxidación del colesterol protegiendo así contra la formación de placa en las arterias, además ayuda a desinflamar. Puedes consumirla fresca o en polvo como condimento para tus comidas. Si la licúas con limón tendrás una refrescante bebida.

Conenzima Q10

Produce energía a nivel celular, estimula el sistema inmunológico y combate el envejecimiento y es beneficiosa para el corazón. Ayuda a metabolizar las grasas y los carbohidratos. Se utiliza en el tratamiento de de insuficiencia cardíaca.

La puedes encontrar en carnes, sardinas, huevos, maní y espinacas.

Ajo

Es un poderoso antioxidante, ayuda a la excresión de los metales pesados. Es muy eficaz en contra de los radicales libres y la oxidación. También contiene nutrientes antioxidantes como vitaminas A y C. Reduce el colesterol, previene embolias, baja la presión arterial, evita los coágulos y previene los infartos.

La mejor forma de consumirlo es crudo. Debes partirlo para exponer su interior, ya que el ingrediente activo se encuentra ahí. Si te molesta el aliento a ajo, puedes comerlo acompañado de perejil.

Ácido alfa lipoico

Es un antoxidante muy potente, tanto solo, como “reciclador” de vitaminas A y C. Puede restablecer las propiedades antioxidantes de estas vitaminas después de que han neutralizado los radicales libres.

También estimula la producción de Glutatión (poderoso antioxidante que se fabrica en el hígado) y contribuye a la absorción de la Conenzima Q10. También ayuda a eliminar los metales del hígado.

Ayuda a eliminar las cataratas, protege los tejidos nerviosos contra el estrés oxidativo y reduce el colesterol.

Lo puedes encontrar en la espinaca, brócoli, papa, zanahoria, camote, remolachas y levadura.

Vitamina C

La vitamina C fortalece a otros antioxidantes como la vitamina E. Como es soluble en agua es un neutralizador muy eficaz dentro de los fluidos corporales. Protege las células del cerebro y de la médula espinal.

La puedes encontrar en el tomate, chile dulce, fresas, kiwi, papaya, brócoli y en todos los cítricos.

Vitamina E

Previene la oxidación de los lípidos, protege la piel y mejora la utilización del oxigeno. Puedes encontrarla en nueces, semillas de girasol, espárragos, almendras, maní, salmón, aguacate, espinacas y brócoli.

Importancia de consumir antioxitantes

Como vez los antioxidantes tienen muchísimos beneficios. Son muy importantes para mantener nuestro organismo sano.

Para estar sanas física, mental y emocionalmente debemos alimentarnos bien. La claridad mental es muy importante para que podamos entrar en un estado mindfulness, y única manera de lograr esta claridad mental es por medio de la alimentación.

¿Ya me sigues en Instagram? ¡Sígueme! @bienestarparalavidacr


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *